sábado, 18 de febrero de 2017

El Guardián entre el centeno

"Los que de verdad me vuelven loco son esos libros que cuando acabas de leerlos piensas que ojalá el autor fuera amigo tuyo y pudieras llamarle por teléfono cuando quieras"
El guardián entre el centeno es el libro más conocido de su autor, J. D. Salinger, que en este libro nos habla sobre Holden Caulfield, un adolescente neoyorkino. Narrado en primera persona, Holden nos muestra su visión del mundo y de los problemas que le afectan. Le acaban de expulsar del colegio, de nuevo, tras suspender la mayoría de las asignaturas. Harto de, según él, vivir rodeado de gente falsísima, decide marcharse de su colegio unos días antes de las vacaciones de Navidad, aunque no regresa a casa directamente, sino que se queda vagando por Nueva York.


El libro transcurre en unos cinco días desde que su protagonista decide abandonar el colegio y marcharse solo por Nueva York, quizá por eso el libro puede llegar a resultar lento y pesado, sin embargo, el estilo sencillo y directo contrarresta esta pesadez. Durante toda la novela, nos encontramos en la cabeza de Holden, por lo que vamos saltando de pensamiento en pensamiento al igual que haríamos en nuestra propia cabeza. Utiliza un vocabulario juvenil repitiendo muchísimo palabras y expresiones como jo, falsísimo, me dejó sin palabras… puesto que como ya he dicho, reproduce todo lo que pasa por la cabeza de Holden.
Por otra parte, asistimos a un momento clave en el crecimiento de Holden, unos días que le van a marcar en su madurez emocional. A lo largo de toda la historia es muy importante el personaje de su hermana pequeña que aunque solo aparezca en los capítulos finales, está presente en prácticamente todo el libro en los pensamientos del protagonista.

El libro, aunque fue escrito hace más de 60 años no parece anticuado respecto a la temática. Si es cierto que en los elementos que aparecen en el libro si lo está, como por ejemplo en el hecho de que su protagonista acuda continuamente a cabinas porque no tiene teléfono móvil. Sin embargo, la temática trata los temas que afectan y preocupan a este joven, que no dejan de ser los que siguen preocupando hoy en día a muchos jóvenes. Holden es un chico al que conoceríamos como al rarito de clase que aún no ha superado la muerte de uno de sus hermanos, que teme la posible bronca de sus padres y al que el colegio le da un poco igual, a pesar de ser una persona empeñada en mantener una conversación adulta durante todo el libro.


Como conclusión, creo que todo el mundo debería leer al menos una vez este libro puesto que al menos mientras lo estás leyendo, cambiará un poco tu apreciación del mundo y las cosas. 
Adela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario